Lunes, 17 de mayo de 2010

ABC, Domingo 16 de Mayo 2010-

Este editorial es un buen ejemplo de como hacer periodismo con las vísceras y no con la cabeza. Si el editorialista la hubiese utilizado, sehubiese dado cuenta de que lo que menos hace falta en este país es adelantar elecciones. ¿Adelantarlas para cuándo?. Uno tiende a pensar que serían ¡parajulio o agosto, con todo el mundo de vacaciones!. Todo con el único objetivo deenviar a la Moncloa a Rajoy, máximo favorito a ganar las elecciones segúnseñalan todas las encuestas, y sentar en el poder a un PP que, no lo olvidemos, todavía mantiene en el Supremo su recurso contra una conquista social tan importante como los matrimonios homosexuales. Un PP que aún no se ha arrepentido del error que supuso la invasión de Iraq. Quedaría, con todo ello,la etapa socialista de ZP como un paréntesis a olvidar: así lo intentarían almenos la potentísima máquina mediática del PP. 
¿Por qué no son necesarias todavía laselecciones?. Sencillamente porque es la última opción a la que se va cuando noexisten realmente otras soluciones después de haberlo intentado todo y elproblema continúa. Con respecto al caso español, está claro que estamos al principio del camino. ZP ha anunciado en el Congreso una serie de medidas  anticrisis de carácter impopular en consonancia con el resto de los países dela Unión Europea. Cierto es que se las podía haber evitado con que sólo se hubiese tomado en serio la crisis. Ahora es el momento de sentarse a esperar elresultado de las mismas. Sería más lógico una moción de confianza. Hubiese sidodeseable un cierto apoyo de un PP centrado en sacar rédito electoral de la crisis.¡Qué asco!. ¡Qué tremendo asco!. ¡Cuánto envidio a los portugueses cuyoGobierno y Oposición se han puesto de acuerdo en este tema de las medidas anticrisis!.Aquí, en vez de apoyar al Gobierno, la Oposición y todo su grupo mediático,apoyado por unas inútiles encuestas que, al efectuarse apenas oídas estasmedidas, arrojan lo lógico: una amplia y ficticia ventaja del PP, estánhaciendo una política destructora con el fin de, como a río revuelto gananciade pescadores, que se convoquen elecciones y dar carta de naturaleza, así, a la futura llegada del partido de Rajoy al poder. No olvidemos que, aunque no tienenada que ver, fue aprovechándose de las urnas y de una caótica situacióneconómica como un indeseable como Hitler alcanzó el poder.


Postdata. ¿Cuál sería la fecha ideal para los comicios generales?. No podrían ser en septiembre ya que implicaría que la campaña electoral se desarrollase en el vacacional mes de agosto. No podrían celebrarse ni en octubre ni en noviembre porque se produciría entonces la nunca deseada coincidencia con las elecciones catalanas. En diciembre tampoco; la campaña electoral sería en los mismos días en que se estarían desarrollando las conversaciones para formar gobierno en Cataluña. Nos colocamos, así, en el invierno del próximo año. ¿qué sucede entonces?. Que estamos en los días cercanos al Congreso Ordinario del PP y en las vísperas de los comicios municipales. Si complicado es organizar unas elecciones municipales y autonómicas, ya me dirán ustedes cómo organizamos unas elecciones municipales, autonómicas y ¡generales!. Todo esto nos lleva, como muy pronto, a que las elecciones generales se tendrían que celebrar en el otoño de 2011 que es lo que un profano imagina que sucederá toda vez que ZP vea no aprobados los Presupestos Generales del próximo año. Las elecciones supondrían, además, un enorme gasto de todo tipo en la campaña electoral y la jornada de elecciones que pondría a nuestro país al borde del precipicio. De ahí que denuncie la infausta campaña que tanto la COPE como La Razón están llevando a cabo para solicitar de forma insensata el adelanto electoral. 

 

 

 

 


Tags: Oposición, ABC, Editorial

(0)  | share
[ Comentarios ]